Una enfermedad silenciosa que lleva al deterioro paulatino de órganos

Expertos advierten sobre las numerosas personas que padecen el mal y no lo saben, ya que no miden sus niveles de glucosa.

La diabetes es una enfermedad silenciosa, que a menudo no produce síntomas, y debido a eso en la mayoría de los casos se diagnostican cuando ya ha provocado daños en los vasos sanguíneos y algunos órganos de los pacientes, coincidieron especialistas.

“La diabetes es una enfermedad que afecta a todos aquellos órganos que tienen vasculatura como el corazón, el riñón y los ojos”, dijo a Efe el doctor mexicano Francisco Martínez Castro, previo al Día Mundial de la Diabetes, que se celebra cada 14 de noviembre.

De acuerdo con el especialista, solo una minoría de los pacientes no diagnosticados suelen presentar aumento de sed, necesidad de orinar a menudo, fatiga y visión borrosa.

El Día Mundial de la Diabetes es un día de campaña de concienciación acerca de la diabetes y tiene lugar cada año el 14 de noviembre. Más de 60 países se unen a esta campaña y se ha logrado que diferentes monumentos en el mundo, sean iluminados de azul en esta fecha en señal de esperanza para las personas que viven con este padecimiento y por quienes tienen el riesgo de desarrollarlo.

Fue instaurado en 1991 por la Federación Internacional de Diabetes (FID) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) como respuesta al alza de diagnósticos de esta enfermedad. y su objetivo es educar acerca de la prevención de la diabetes y el buen manejo de la misma, así como las enfermedades relacionadas a ella y la calidad de vida que se puede lograr con su buen manejo.

Se eligió esta fecha por ser el natalicio de Frederick Grant Banting, quien junto a Charles Best descubrió la insulina, cuyo descubrimiento permitió que la diabetes pasara de ser una enfermedad mortal a una enfermedad controlable.

Se celebra con diferentes actividades, como caminatas, pláticas y ruedas de prensa entre muchas otras,​ siguiendo una temática anual del 2004 al 2006. Sin embargo a partir del 2007 se decidió extender el tiempo de cada temática para lograr una mejor difusión del mismo.

A partir del 2006, la Organización de las Naciones Unidas lo declaró como un día oficial de la salud para hacer notar que esta enfermedad es una prioridad en los temas relacionados a la salud y comienza a celebrarlo en el 2007. Este mismo año se establece un logotipo oficial, un círculo azul del tono de la bandera de la Organización de las Naciones Unidas, cuya forma en muchas culturas representa vida y salud.

La importancia de este evento radica en que se calcula que en la actualidad hay aproximadamente 350 millones de personas con esta enfermedad y se calcula que cada año más de 3 millones de personas que viven con diabetes, fallecen a causa de enfermedades relacionadas; de ahí su enfoque en la educación acerca del diagnóstico a tiempo y el buen manejo de la diabetes.

La Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó una resolución A/RES/61/225 en la que designó el 14 de noviembre, Día Mundial de la Diabetes, día de las Naciones Unidas dedicado a esta cuestión, que se observará todos los años a partir de 2007. El documento reconoce «la acuciante necesidad de llevar a cabo actividades multilaterales para promover y mejorar la salud humana y facilitar el acceso al tratamiento y a la instrucción sobre atención de la salud».

También la resolución alentó a los Estados Miembros a que elaboren políticas nacionales sobre la prevención, el tratamiento y la atención de la diabetes que estén en consonancia con el desarrollo sostenible de sus sistemas de atención de la salud, teniendo presentes los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Contra la diabetes, dieta saludable y ejercicio
La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. La insulina es una hormona que regula el azúcar en la sangre. El efecto de la diabetes no controlada es la hiperglucemia (aumento del azúcar en la sangre).

Desde 1980 el número de personas con diabetes en el mundo casi se ha cuadruplicado. Según las estimaciones, 422 millones de adultos padecían diabetes en 2014, frente a los 108 millones de 1980. Al mismo tiempo, la prevalencia de la diabetes —proporción de personas que sufren una enfermedad con respecto al total de la población en estudio— se ha prácticamente duplicado, al pasar del 4,7% al 8,5% de los adultos. Esa prevalencia ha aumentado más deprisa en los países de bajos y medianos ingresos.

Según proyecciones de la OMS, este padecimiento será la séptima causa de mortalidad en el mundo en 2030.

Día Mundial de la Diabetes 2018-19

El tema del Día Mundial de la Diabetes y del Mes Mundial de la Diabetes 2018 y 2019 es La familia y la diabetes .

Se ha elegido un plazo de dos años para facilitar la planificación, el desarrollo, la promoción y la participación. Los materiales y acciones que la FID desarrollará durante los dos años de la campaña tendrán como objetivo:

  • Concienciar sobre el impacto que tiene la diabetes en la familia y en la red de apoyo de los afectados.
  • Promover el papel de la familia en el manejo, cuidado, prevención y educación de la diabetes.

Para conmemorar el mes de concienciación sobre la diabetes y el Día Mundial de la Diabetes 2018 el 14 de noviembre, la Federación Internacional de Diabetes (FID) insta a las familias a aprender más sobre los signos de advertencia de la diabetes. Una nueva investigación de la FID ha descubierto que los padres tendrían dificultades para detectar esta grave enfermedad de por vida en sus propios hijos. A pesar de que la mayoría de las personas encuestadas tienen un familiar con diabetes, un alarmante de cuatro de cada cinco padres tendría problemas para reconocer las señales de advertencia . Uno de cada tres no los detectaría en absoluto.

Los hallazgos subrayan la necesidad de educación y concientización para ayudar a las personas a detectar tempranamente las señales de advertencia de la diabetes.

Las señales de advertencia pueden incluir: sed excesiva, micción frecuente, falta de energía, visión borrosa, heridas de cicatrización lenta y entumecimiento en los pies y / o las manos.

Julieta Laudani, madre argentina, está de acuerdo en que la diabetes es difícil de detectar. Ella solo descubrió que su hija Fran tenía diabetes tipo 1 cuando, a los 18 meses de edad, Fran pasó por ocho pañales en rápida sucesión. Julieta, como muchos padres, no creía que los bebés pudieran tener la enfermedad, e incluso el personal médico pensó por primera vez que Fran tenía una infección urinaria.

Julieta describe el descubrimiento como un shock, diciendo: “Fran estaba consciente, ni siquiera estaba deshidratada ni nada. En realidad no teníamos idea de que la diabetes pudiera estar presente en los niños pequeños. Sabíamos que los adultos podían contraerlo, personas mayores, por ejemplo, pero sus circunstancias no eran como las nuestras. No hay mucho conocimiento. Sería genial cambiar eso “.

Según IDF, la falta de conocimiento sobre la diabetes significa que detectar las señales de advertencia no es solo un problema para los padres, sino que es un problema que afecta a una muestra representativa de la sociedad. Cuatro de cada cinco adultos en todo el mundo no identificaron correctamente los signos de advertencia de la diabetes en el estudio de la FID. Esta es una preocupación importante, debido a que los síntomas son más leves en la diabetes tipo 2, la forma más prevalente de la afección, responsable de aproximadamente el 90% de todos los casos de diabetes.

Si no se trata o no se maneja, la diabetes puede llevar a complicaciones que cambian la vida. Estos incluyen ceguera, amputación, insuficiencia renal, ataque cardíaco y accidente cerebrovascular. La diabetes fue responsable de cuatro millones de muertes en 2017.

“Es vital que todos aprendan a identificar los signos de advertencia de la diabetes. Lamentablemente, la diabetes se puede pasar por alto o confundir con otra cosa y esto deja a las personas, ya sean niños o adultos, vulnerables a graves consecuencias “, dijo el profesor Nam H. Cho, presidente de la FID.

“La diabetes puede convertirse en una enfermedad potencialmente mortal. Tiene complicaciones devastadoras si no se trata temprano y se maneja adecuadamente. El aumento de la diabetes, especialmente el tipo 2, que se puede prevenir en gran medida, en muchos casos podría detenerse si las personas conocieran los signos de advertencia y los factores de riesgo para que pudieran adoptar un estilo de vida más saludable o, si fuera necesario, buscar tratamiento. Para muchos, particularmente en los países en desarrollo, la diabetes tipo 1 sigue siendo una sentencia de muerte. Muchos con diabetes tipo 2 se diagnostican demasiado tarde cuando ya hay complicaciones. Esto es inaceptable y debe abordarse con urgencia “.

Este noviembre, la FID está instando a las personas a evaluar sus conocimientos sobre diabetes y aprender más. La FID ha realizado una evaluación de concienciación disponible en línea en  http://discoverdiabetes.idf.org/

Vea los  recursos de la campaña WDD 2018  y descubra cómo  puede ayudar a difundir información sobre la diabetes en noviembre .

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here