La insulina es una hormona que se produce en un órgano llamado páncreas, la misma regula la presencia de glucosa en nuestro cuerpo sobre todo a nivel del músculo, tejido adiposo (grasa), corazón e hígado.

Explica la Gineco-obstetra Maryory Gómez “Cuando se presenta Obesidad, ovarios poliquísticos, una mala alimentación, podemos experimentar la elevación de la insulina, que nos puede llevar a un cambio en nuestro metabolismo y en la función de nuestras hormonas”. Hoy día incluso se ha visto una relación importante de los estrógenos (hormona femenina) en la regulación de la insulina, por lo tanto, ellos podrían ocasionar aumento o disminución de las necesidades.

En ginecología una patología frecuente que trae la alteración de la insulina es el Síndrome de ovario poliquístico, además de otras hormonas como la androstenodiona.  Esto puede manifestarse con la presencia de acné, cabello grasoso, aparición de vello en zonas no esperadas, disminución o ausencia de la ovulación etapa importante del ciclo menstrual para quedar embarazada, aumento de peso, índice cintura – cadera alterada, cansancio, ansiedad por los dulces sobre todo en horas de la tarde, hasta irregularidades con la menstruación.

La reconocida galena venezolana, especialista en laser ginecológico comenta “Durante el embarazo también pueden ocurrir cambios si no se diagnostica a tiempo y no se controla pudiera ocasionar diabetes gestacional”.

Si te identificas con alguno de estos síntomas debes acudir a tu médico, para que pueda indicarte los exámenes en sangre pertinentes y así diagnosticar lo que se conoce como Hiperinsulinismo.  La importancia de controlarlo es que puede ser un factor importante para padecer de diabetes

El tratamiento principal para regular esta alteración es un cambio de estilo de vida definitivo, sumado a una buena alimentación y ejercicio. Debemos cuidarnos ya que la diabetes, puede afectar la vida personal, social y sexual.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here