Algunos celebran las fiestas decembrinas de diferentes formas. Cada quién decide el árbol que erige para seguir adelante. Tu vida es el árbol que has decido formar y ayudar a crecer. No se que clase de árbol sea tu vida hoy, pero si te aseguro que tu árbol puede ser el mejor en el 2019; tu puedes marcar la diferencia.

Lo más importante de estas fiestas decembrinas es el amor que des y recibas. Que tu árbol; tu vida, dé frutos especiales.

La vida sin amor es como un árbol sin flores ni frutos. Puedes sembrarlo, pero si no lo riegas y lo cuidas, se marchitará.

Es allí donde hablar con el otro, conversar, decir un te amo, un te quiero; puede ser el ingrediente extra que te ayude a cosechar los mejores frutos de vida y mantener el mejor árbol.

Una sociedad se hace más grande cuando los ancianos plantan árboles aunque saben que nunca se sentarán en su sombra.

No dejes de sembrar para un futuro prometedor.

Alguien está sentado en la sombra hoy porque alguien plantó un árbol hace mucho tiempo. 

Haz como los árboles: cambian sus hojas y conservan sus raíces. Así que cambia tus ideas pero conserva tus principios.

Martin Luther King afirmaba que si supiera que el mundo acaba mañana, él, hoy todavía, plantaría un árbol. 

¿Cuál árbol erigiste en el 2018?
¿Plantarías uno nuevo en el 2019?

Decimos que amamos a las flores, pero las arrancamos. Decimos que amamos a los árboles, pero los derribamos para estas fechas. Y la gente todavía se pregunta por qué algunos tienen miedo cuando se les dice que son amados. ¿Tu árbol demuestra el amor que hay en tu vida?, ¿Los arboles a tu alrededor agradecen el amor que le das diariamente?.

Joyce Kilmer lo describe claramente en su poema; 

Creo que nunca veré
un poema tan hermoso como un árbol.
Un poema cuya boca hambrienta esté pegada
al dulce seno fluyente de la tierra;
un árbol que mira a Dios todo el día.
Y alza sus brazos frondosos para rezar.
Un árbol que en verano podría llevar
un nido de petirrojos en sus cabellos.
en cuyo pecho se ha recostado la nieve;
quien vive íntimamente con la lluvia.
Los poemas son hechos por personas como yo.
Pero sólo Dios puede hacer un árbol.

Te regalo este hermoso árbol de Marruecos, anhelo pueda despertar hoy algo en tu vida.

Tu amigo, Norbey Rodriguez